Enseñanza

El Yoga es una ciencia práctica que se adapta a cada persona en cualquier circunstancia y que otorga salud física y equilibrio mental y emocional, permitiendo de esta manera el desarrollo de nuestra espiritualidad.

Para ello utilizamos:

Técnicas de relajación, corporal y mental.

La relajación es el medio natural para restablecer la armonía física y mental. La mente deja de estar dispersa y queda estabilizada. Una relajación voluntaria y consciente supone un auténtico descanso y una rápida recarga de energías, permitiendo un comportamiento adecuado en nuestra vida social, laboral y familiar.

Ejercicios y posiciones corporales:

  • Karanas y salutaciones: ejercicios dinámicos que preparan las estructuras corporales y la respiración, y flexibilizan el cuerpo.
  • Asanas: posturas estables que permiten reeducar la columna vertebral,  flexibilizar y tonificar el cuerpo,  controlar la respiración y concentrar y calmar la mente.

Ejercicios de control respiratorio:

La respiración es la base de la vida. El prana o energía nos llega a través de ella. Una respiración amplia y controlada es fundamental para una buena salud física y mental. Primero creamos un ritmo conveniente en las fases respiratorias y luego un trabajo respiratorio que nos permita estimular y acumular la mayor cantidad de prana.

Técnicas de interiorización y de concentración:

Se trata de utilizar técnicas que permitan potenciar la mente, mediante la concentración. A medida que se desarrolla la concentración, la mente se va fortaleciendo y los problemas psicomentales tienden a desaparecer. Así el individuo deja de depender de la mente, ya que la puede controlar.

Carmen González es profesora de Yoga, titulada por la A.E.P.Y., habiéndose formado durante 4 años en la Escuela Aragonesa de Yoga-Manuel Morata.