Él es Isidro.

Está realizando Ardha Matsyendrasana (mitad de la postura de Matsyendra), ásana de rotación.

Ésta es su experiencia con el Yoga:

“La práctica de Yoga me ayuda a encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente. Me devuelve a la esencia de la persona que soy/era, depurando las toxinas acumuladas del camino hacia la felicidad.”

Namasté, Isidro.