Estos son los elementos de la aceptación externa, todo aquello que proviene del exterior y sobre lo que podemos desarrollar aceptación

Si aceptásemos todo en nuestras vidas, ¿a qué prestaríamos verdadera atención?

Se la prestaríamos a lo que acontece momento a momento, dejaríamos de escuchar esa voz interna interminable