Durante toda la mañana de sábado realizaremos una jornada de silencio con prácticas de Mindfulness y Meditación y con espacios abiertos a las dudas y explicaciones. A través de las prácticas de la Atención Plena conseguiremos que nuestra mente encuentre un espacio de calma y sosiego a partir del cual pueden desarrollarse experiencias meditativas diferentes, conscientes y satisfactorias para nuestro progreso y desarrollo personal.

No es necesario tener ninguna experiencia previa.