Afrontar los momentos difíciles de la vida requiere de un entrenamiento que a base de repetir finalmente queda instaurado como nuevo hábito

Hay que enseñar a nuestro cerebro a deshacer las carreteras antiguas y cambiarlas por las nuevas, y esto nos permitirá sentir más bienestar en nuestras vidas