Postura del Pez. Postura de arqueo dorsal en la que hay que tratar de proteger la zona lumbar, para ello, mantenemos el abdomen apretado. Activa energéticamente, fortalece la musculatura dorsal, ayuda a combatir las enfermedades de la garganta.