Las emociones son la esencia del bienestar y el sufrimiento.

Éstas son de carácter personal y surgen de nuestra interacción social. Pueden resultarnos agradables o desagradables

Para aprender a regular las emociones, a través de Mindfulness, no las rechazamos, sino que nos acercamos a ellas y las descomponemos en:

  • sensaciones físicas que produce la emoción
  • pensamientos asociados a ella
  • sentimientos
  • impulsos: lo que me empuja a hacer

De esta manera, permitimos la emoción sin bloquearla, lo que hará que pierda intensidad y podamos afrontarla mejor.