En las prácticas de Pranayama trabajamos la respiración aplicando tiempos, apneas y utilizando bandhas (cierres energéticos). Todo ello va a canalizar nuestra energía hacia los centros cerebrales y poder practicar después una sesión de Meditación.

En este caso la sesión de Meditación la centraremos en Yoga Nidra, traducido como Sueño consciente. Durante esta meditación entramos en una profunda relajación física y mental, cercana al sueño, lo que nos va a permitir trabajar aspectos emocionales y psicológicos, ayudando a desbloquearlos, calmando nuestra mente y focalizándola en el cambio que queremos realizar en nosostr@s