Ésta es una variación de la clásica postura del puente, en la que estiramos las piernas y nos apoyamos suavemente en manos. En su realización es más intensa que Setu Bandhasana clásica.

Su práctica nos produce múltiples beneficios:

  • Flexibilización de la columna vertebral
  • Descongestión abdominal
  • Mejora del funcionamiento renal
  • Fortalecimiento de piernas
  • Activación energética y revitalización del sistema nervioso

Mi recomendación es su práctica con una intensidad moderada y tras la práctica realizar una compensación inmediata