Autorregulación para que se produzca un profundo cambio en la persona.

Para generar un verdadero bienestar en nosotras y perdurable, debemos integrar cambios en nuestros hábitos a diferentes niveles:

  • Físico. El ejercicio físico no solo es para sentirnos mejor a ese nivel sino que produce un cambio de todas las células del cuerpo
  • Evitar el sedentarismo. No se trata de realizar ejercicio físico, sino de levantarnos, movernos, etc… esto evitará problemas cardiovasculares (trombos…)
  • Dieta. La especie humana está preparada para comer poco y moverse mucho. Y hacemos justo lo contrario
  • Sueño. Acoplado al sueño está el resto de ritmos biológicos. Si el sueño se estropea, se estropean otras cosas también
  • Meditación.