En la Escuela de Yoga  Zaragoza, puedes comenzar o continuar tu práctica de Yoga aún estando embarazada. 

Los efectos que el Yoga puede aportar a las mujeres embarazadas son:

  • combate los dolores de espalda típicos de este periodo: dolores lumbares, hiperlordosis…
  • evita el estreñimiento (frecuente también en este estado)
  • mejora la circulación
  • amplía la respiración
  • mantiene un nivel energético necesario
  • aporta equilibrio y estabilidad, eliminando la ansiedad propia de los cambios de ánimo de la transformación que experimenta la mujer
  • desarrolla la calma
  • fomenta el amor y la ternura

Si estás embarazada y quieres encontrarte bien y prepararte para el parto, el Yoga es una gran herramienta que te ayudará a afrontar los diferentes cambios con energía y optimismo.