Haber sufrido una experiencia difícil y no haberla podido procesar adecuadamente puede hacer que cierto grado de malestar quede dentro del cuerpo indefinidamente y que nos impida disfrutar de la vida. Un evento traumático puede causarnos desasosiego, depresión, ansiedad, dificultad para concentrarnos, miedos, etc. Cualquier experiencia desagradable que vivimos, queda grabada en el cuerpo, y a veces, no sabemos por qué nos sentimos mal y es porque ese malestar está ahí. Este tipo de Yoga te ayuda a tomar conciencia y reconciliarte con tu cuerpo y con las sensaciones y así poco a poco ir superando el malestar que puedas sentir.

Este tipo de Yoga está creado por psicólogos y psiquiatras para ayudar a las personas y acompañarlas en su evolución para tratar las consecuencias nocivas del evento traumático

Si te interesa saber más, contacta con la Escuela de Yoga Zaragoza y te atenderemos encantados